Servicios Precarga de datos

Servicio de precarga de datos

Podemos precargar presentaciones, catálogos de productos o cualquier otro material promocional que deseé. Tanto si se trata de proporcionar datos importantes para sus clientes o simplemente para reforzar su mensaje corporativo, la precarga de datos en sus memorias USB es un concepto excelente. Una memoria USB es sencillamente un dispositivo de almacenamiento de datos, por lo que es posible cargar cualquier tipo de datos. Estos son algunos ejemplos de los archivos que nuestros clientes nos facilitaron para su precarga en el pasado:
  • Presentaciones en PowerPoint
  • Catálogos de productos
  • Folletos en PDF
  • Imágenes
  • Software
  • Páginas Web corporativas
  • Vídeos
  • Vales electrónicos

¿Cómo hacernos llegar sus datos?

  • Envíelos por correo electrónico: Si los datos ocupan menos de 10 MB, puede enviarlos por correo electrónico directamente a su contacto de ventas de Flashbay. Envíe los datos en un único archivo .zip
  • Utilice nuestro formulario de carga de datos online, con el que puede enviar hasta 10 GB de datos
  • Proporciónenos un enlace desde el que podamos descargar sus datos: Si los datos son demasiado grandes como para enviarlos por correo electrónico (es decir, más de 10 MB), entonces nos puede proporcionar un enlace desde el que se podamos descargarlos en caso de que tenga acceso a su propio espacio Web. El enlace debe apuntar a una carpeta .zip que contenga los datos. Algunos clientes prefieren proporcionarnos datos de acceso a una ubicación FTP desde la que podemos descargar los datos
  • Enviar los datos por correo ordinario: Puede enviarnos los datos por correo ordinario en un CD, DVD o memoria USB. Envíe los datos a la siguiente dirección:

    Flashbay Ltd
    6 The Fountain Centre
    Imperial Wharf
    Londres
    SW6 2TW
    Reino Unido

¿En qué formato deben estar los datos?

Si envía los datos por correo electrónico, FTP o mediante un enlace, éstos deberán estar contenidos en un único archivo .zip. Una vez recibido, descomprimiremos el archivo y añadiremos el contenido resultante a cada memoria USB. De esta manera los datos conservan exactamente la misma estructura de carpetas que usted deseé. Si va a enviar los datos por correo postal en un CD, DVD o memoria USB, no hay necesidad de comprimir los datos.